Conociendo el Boston Children´s Museum

Estando en Madrid me entere de que en Boston había un museo para niños. Pero como este año el invierno fue el peor de todos los inviernos no tuvimos oportunidad de ir a verlo hasta la primavera.

No es  como los típicos museos donde los peques no pueden tocar nada, al contrario hay una variedad de salas con muchísimos juegos. La verdad es que el museo es muy recomendable!

Hemos ido dos veces; una como os comenté en primavera y la otra en verano. Las dos veces hemos disfrutado mucho de los juegos. Obviamente nos ha gustado más esta última vez porque no tuvimos que hacer cola ya que esperar fuera con el frío de Boston es horrible! Y porque había menos gente.

El Boston Children`s Museum está dividido en tres plantas. En la primera hay una sala donde puedes jugar a hacer pompas de jabón de todos los tamaños y con diferentes objetos. A Valentina le encanta ya que además de jugar con el agua se queda maravillada viendo como se forman. A lado hay otra sala donde puedes lanzar pelotas de golf desde diferentes alturas. Y más salas con más actividades y juegos.

También en esa planta se encuentra la sala de teatro; la primera vez vimos una obra sobre tartas y en la segunda fue “Los tres cerditos”. Tengo que confesaros que la peque se lo paso muy bien en las dos obras, interactuando con los demás niños y casi con los actores. Y es que si vais no perdáis la oportunidad de que os elijan para participar en alguna de las obras.

La segunda planta está más dirigida para peques hasta tres años, así que esa es la zona donde más estamos. También hay una sala de corrientes de agua, la primera vez no llevamos un muda de ropa y ya os imagináis como termino la peque. Y la otra sala que también le gusta es la que simula una guardería con libros, bloques, pinturas, etc.

En la tercera planta hay una sala donde la primera vez que fuimos había una dj poniendo música para los peques. Valentina fue escuchar música y directa se fue a la pista de baile a mover el esqueleto, habían muchos niños bailando y bueno también mayores jejeje.

La otra sala que también le gustó fue una en la que habían diferentes piezas para construir y formar bloques.

Cabe decir que hay más salas donde los peques se lo pasan genial, además de baños con cambiadores. Nosotros seguro que repetiremos más veces, además que los viernes sólo cuesta $1, si, así como lo lees. Ahora ya os podéis imaginar porque la primera vez que fuimos había tanta cola.

Si queréis saber un poco más sobre el museo pinchad en el enlace de arriba.

Sala con pantallas táctiles.

Sala de teatro.

Anuncios

3 thoughts on “Conociendo el Boston Children´s Museum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s