De paseo por… Rockport(Massachusetts)

Hace unos meses atrás mi marido preguntó a sus compañeros de trabajo sobre que pueblos ir a conocer y la mayoría coincidió en que fuéramos a Rockport. Fuimos un domingo y creo que el viaje fueron unas dos horas en coche. Lo bueno de todo es que lo más bonito y antiguo de Rockport es pequeño, así que en media hora más o menos lo puedes ver, sobre todo si e tiempo no acompaña como fue nuestro caso.

El pueblo es muy pintoresco, con casas de madera y coloridas. Tiene restaurantes donde se puede degustar mariscos, pescados y langostas, además de disfrutar de la vista del mar. Lastima que cuando nosotros fuimos no pudimos probarlas porque no abrían hasta Junio. Si sales un poco de la zona antigua encuentras muchas galerías donde muchos artistas exponen y venden sus obras.

Un poco de historia: “Antes de la llegada de los primeros colonos y exploradores ingleses, Cabo Ann estaba habitado por varios poblados de indios nativos de la tribu de los Agawam. Samuel de Champlain llamó a la península “Cap Aux Isles” en 1605, y desembarcó allí brevemente. Cuando los primeros colonos se asentaron permanentemente en 1623, la mayoría de los habitantes nativos habían perecido por las enfermedades contagiosas transmitidas por los europeos.


La zona que comprende Rockport estuvo despoblada durante más de 100 años, siendo utilizada por los habitantes de Gloucester como fuente de madera para la construcción de barcos. En 1743 se construyó un muelle en Sandy Bay, y se utilizó para el comercio de la madera y la pesca. A comienzos del siglo XIX se comenzaron a explotar las primeras canteras de granito. En 1830, la piedra era exportada a todas las ciudades a lo largo de la costa Este de los EEUU.

Mientras Gloucester se desarrollaba como centro, el pueblo de Rockport permaneció como un pequeño puerto pesquero que albergaba algunas fincas y villas de veraneo. En 1840, se constituyó como pueblo independiente. Durante la revolución industrial, la gran demanda de granito impulsó enormemente la creación de nuevas canteras y su posterior comercialización. Muchos inmigrantes de Suecia y Finlandia se establecieron en el pueblo, ya que eran canteros expertos. La demanda de granito disminuyó notablemente durante la Gran Depresión, pero Rockport se configuró como un refugio de artistas, atraídos por sus playas de grava y guijarros, las barracas de los pescadores, el puerto con las barcas fondeadas, y el hecho de que Cabo Ann había sido inmortalizado por Rudyard Kipling en “Capitanes intrépidos”. Una barraca de color rojo en el muelle de Bradley, conocido como “Motivo número 1” ha sido modelo para infinidad de cuadros primeramente, y actualmente para la fotografía.”

Actualmente, el pueblo es sobre todo una zona residencial y centro turístico por sus playas y su paseo marítimo al lado del océano Atlántico.

 

 

 

 

 

 

Valentina encontró a un amigo con quien jugar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s